Segunda Parte: El Plan de Empresa

Capítulo 4: ¿Qué es el plan de empresa?

Cuando la idea de negocio esta lo suficientemente madura y se tiene la certeza de que se trata de una “buena idea” y nos plantemos la posibilidad de ponerla en práctica, el primer paso sería definir un plan de actuación lógico que nos permita desarrollar y poner en marcha el proyecto, de tal forma que sea posible destacar sus fortalezas y debilidades antes de comenzar la ejecución del mismo, evitando la improvisación para minimizar los efectos de un posible fracaso o rechazo.

Puede definirse como el documento en el que se refleja el contenido del proyecto empresarial que se pretende poner en marcha y que abarca desde la determinación de la idea a desarrollar hasta la forma concreta de llevarla a la práctica.

A través del mismo se va a definir, con el máximo detalle posible, la actividad que proyecta desarrollar la empresa, el mercado al que va a dirigirse, las estrategias a utilizar para penetrar en el mismo, la competencia con la que se va a encontrar, los objetivos que se plantea alcanzar y los medios a emplear para alcanzarlos, los recursos financieros que va a necesitar en los primeros años y las fuentes a las que se va a recurrir para cubrirlos, las instalaciones necesarias y los equipos técnicos, el personal necesario…

El Plan de Empresa se constituye en una fase fundamental e imprescindible para la creación de una empresa, ya que:

  1. Recoge todos los elementos importantes para la realización y seguimiento de la idea, etapa a etapa, evita posibles equívocos y puede resultar más económico que solventar posibles errores.
  2. Una vez iniciada la actividad, nos permiten comparar las previsiones con la realidad y analizar las desviaciones.
  3. Constituye una ayuda útil en las relaciones con socios/as, ya se trate de socios, bancos, sociedades financieras o la Administración Pública. En caso de querer involucrar a un tercero, el plan de empresa va a dar rigor y seriedad a la idea, actuando como tarjeta de presentación
  4. Es una documentación obligatoria a incluir en la solicitud de incentivos, financiación ajena, etc.

Se debe sustentar en tres pilares básicos:

Gráfico Plan de Empresa

El plan de empresa no puede perder de vista la realidad del proyecto y se debe enfocar teniendo en cuenta siempre los escenarios reales sobre los que se va a desarrollar en el mundo real. Lo importante es que ha de buscar la viabilidad global del negocio, por tanto se sustentara igualmente en estos cuatro pilares.

Gráfico Viabilidad Global

Es decir se trata de buscar la viabilidad técnica, comercial, económica y financiera; pero sobre todo deberá observar los siguientes aspectos que pueden llegar a ser puntos críticos para la viabilidad general del proyecto:

Gráfico Puntos Críticos para la Viabilidad de un Proyecto

Capítulo 5: Etapas de un Plan de Empresa

Aspectos que se tendrán en cuenta en el plan de empresa:

  • Definición del sector: El mercado y su segmentación, los productos y los servicios, el nivel de competencia y la tipología de los clientes, etc.
  • Localización física del negocio: Hay que determinar la ubicación física del proyecto (localización geográfica, vías de acceso, comunicaciones, etc)
  • Estimación potencial del volumen de: clientes, ventas, ingresos, tipología de clientes, etc.
  • Dimensión del proyecto: Tamaño de las instalaciones, nave industiral, numero de maquinas, numero de promotores, numero de empleados, etc.
  • Elección de la forma jurídica. Se seleccionara la forma jurídica que mejor se adapte al perfil de los promotores.
  • Cuantificación de las inversiones.
  • Estimación de los recursos financieros. Son los fondos necesarios para la ejecución total del proyecto desde la idea inicial hasta su puesta en marcha, determinando el origen y la aplicación de los recursos financieros.
  • Análisis de viabilidad. Estimación de la cuenta de pérdidas y ganancias, balances previsionales, flujos de tesorería, etc.

Capítulo 6: Desarrollo del Plan de Empresa

Es importante que el plan sea relativamente corto (unas 40 páginas son suficiente) con una redacción clara y concisa con datos veraces y comprobable.

Todos los elementos detallados formarán parte de anexos, los cuales suelen ser bastante completos y sólo serán leídos por el lector interesado en ellos (estudios de mercado, curriculum, datos técnicos, documentos financieros, etc)

No debemos pensar que todos las posibles personas que van a leer nuestro plan van a ser expertos en la materia o mercado que nos interesa, por ello debemos emplear un lenguaje sencillo y asequible.

El Plan de Empresa debe contemplar al menos las siguientes etapas:

  1. Descripción del Negocio
  2. Análisis del entorno
  3. Análisis del emprendedor
  4. Análisis DAFO
  5. Plan de Acción
    • Plan de Marketing
    • Plan de Operaciones
    • Plan de Recursos Humanos
    • Plan Jurídico - Fiscal
    • Plan Económico – Financiero
  6. Análisis de la Viabilidad Global del Proyecto
  7. Cronología
  8. Anexos

Herramienta on-line para elaborar un plan de empresa:

Descripción del Negocio

El Negocio es la idea, es la actividad que queremos desarrollar, es lo que queremos hacer.

Para describir el propio negocio conviene dar respuesta a las cuestiones que se plantean a continuación

  1. ¿Qué quiero hacer para los demás?
  2. ¿Qué necesidades de los demás quiero satisfacer?
  3. ¿A qué clientes quiero dirigirme?
  4. ¿Qué productos o servicios voy a ofertar?
  5. ¿Cómo se las arreglan ahora sin mi oferta?
  6. ¿Qué tiene mi producto de especial, nuevo u oportuno?

El producto o servicio a ofrecer a los clientes, el mercado y la competencia, podemos expresarlo en unas pocas frases:

  • Mi producto o servicio es:
  • Mi mercado es:
  • Mi competencia es:

Descripción del Entorno

Para la persona emprendedora va a resultar imprescindible conocer el sector en el que va a introducirse

En este punto se indagará sobre:

  • Tamaño del mercado, si es grande o pequeño, si es estable, crece o está estancado.
  • Segmentos, es decir, los bloques en que se pueden agrupar los clientes (empresas o particulares, jóvenes o mayores, etc
  • Competencia: En este punto hay que saber qué empresas o profesionales están ya trabajando en el sector al que queremos llegar, si son muchos o pocos, si tienen o no un buen producto, si son apreciados o no lo son, cuál es la especialidad de cada uno, lo que hacen bien o hacen mal, si ganan o pierden, si crecen o retroceden. Saber además si es fácil que entren nuevos competidores o es complicado penetrar porque hay barreras.
  • Proveedores: Quién podrá suministrar en ese mercado los productos y servicios que se van a necesitar para desarrollar las actividades. Y saber si son fuertes o débiles, si se les puede exigir mucho o se dependerá necesariamente de ellos. Saber si es posible comprar a otros o estoy ante un monopolio. Esta información es importante para centrar la actuación futura.

Las circunstancias económicas del lugar (paro, población activa, tipos de interés, nivel de precios, coste de la vida,...) también influirán en el desarrollo de la actividad.

La elección de la localización vendrá determinada por una serie de circunstancia: cercanía de clientes y proveedores/as, ubicación de la competencia, costes de transportes, nivel de precios, condiciones de arrendamiento o compra, facilidad de obtención de suministros (luz, agua, teléfono), fácil acceso y comunicaciones, posibilidad de ampliación, necesidades de obras o acondicionamiento, ...

Análisis de la empresa y el emprendedor

En el proceso de emprender, la persona emprendedora es la clave, por eso ella misma ha de saber en qué puede apoyarse para hacer realidad el reto de auto emplearse o crear una empresa, y tiene que analizar sus capacidades

También resulta conveniente hacer una autoevaluación que nos permita determinar si se está en condiciones de asumir ese riesgo, y si se tiene capacidad para afrontar las trabas que vayan surgiendo durante el proceso de creación y puesta en marcha de la empresa

Este punto lo hemos tratado en el Capitulo 1

DAFO

Antes de decidir qué camino vas a seguir para alcanzar los objetivos comerciales marcados, es aconsejable reflexionar sobre la posición en la que se encuentra tu empresa en el mercado.

El DAFO permite reconocer los puntos fuertes y los puntos débiles que tiene el emprendedor, las amenazas que le pueden afectar y las oportunidades que se abren en su camino hacia el éxito

Factores Internos

  • Debilidades: Puntos débiles, limitaciones internas de la empresa, que dificultan o impiden la consecución de los objetivos.(desconocimiento del sector, pocos recursos, formación comercial escasa, etc)
  • Fortalezas: Puntos fuertes de la empresa, recursos, talento, conocimientos del sector... que le permite ganar en competitividad y aprovechar las oportunidades.

Las Debilidades y Fortalezas son factores internos a la empresa como por ejemplo, la organización de los recursos, estrategias, configuración del producto, distribución elegida, comunicación, etc.

Factores Externos

  • Amenazas: Fuerzas externas que dificultan el desarrollo de la estrategia o la consecución de los objetivos. Por ejemplo:
    • Pueden aparecer productos sustitutivos que nosotros no tenemos a nuestro alcance.
    • El mercado está cayendo y nosotros no tenemos capacidad de reducir precios o carecemos de mercados alternativos.
    • La competencia puede abrir nuevos establecimientos lujosos y el que tenemos previsto nosotros es de lo más normal.
  • Oportunidades: Representan factores externos que permiten a la empresa sacar una ventaja competitiva. Por ejemplo:
    • Los productos que hay en el mercado están anticuados y nosotros podemos aprovechar nuestra tecnología para presentar productos nuevos.
    • Los precios de los productos en el mercado son muy altos y nosotros, por tener muy bajos costes, podemos ir con precios más baratos.
    • Los establecimientos de la competencia están anticuados y nosotros, como vamos a abrir uno nuevo, lo podemos hacer más moderno.
    • Para determinar las oportunidades se sigue el mismo procedimiento; mirar el entorno en general y el mercado a la luz de las propias fortalezas, que es donde están las vías para avanzar con éxito en el proyecto. 

Las Amenazas y Oportunidades son factores externos a la empresa y pueden ser la situación económica, social, la estructura del mercado, la posición de la competencia, etc.

Plan de actuación

El Plan de Actuación es el detalle de la táctica que conducirá al emprendedor a su propósito de auto emplearse o crear su propia empresa.

Debe tener una proyección mínima de tres años y rara vez superar los cinco.

El plan de actuación está integrado por cinco planes operativos que deben estar coordinados entre sí. 

  • Plan de Marketing
  • Plan de Operaciones
  • Plan de Recursos Humanos
  • Plan Jurídico-Fiscal
  • Plan Económico-Financiero

A continuación pasaremos a explicar cada uno de estos planes

Plan de marketing

Objetivos

En un primer paso se trata de definir los objetivos inmediatos de nuestra empresa, así tenemos que estimar nuestra cifra de venta para los próximos tres años. Para reducir nuestro margen de error en las previsiones resulta conveniente determinar las ventas mes a mes, teniendo presente las menores ventas durante la etapa inicial de actividad y la posible estacionalidad del producto o servicio.

En el Plan de Marketing deben definirse los objetivos comerciales y su presupuesto estimado.

Los objetivos marcados en el Plan de Marketing deben ser:

  • Adecuados a la misión, objetivos y ética de la empresa.
  • Claros.
  • Medibles.
  • Alcanzables.
  • Deben suponer un reto.
  • Deben ser consensuados entre todas las personas que trabajarán para lograrlos.
  • Deben ser flexibles ante posibles imprevistos.

El precio

Debemos detallar los elementos que van a contribuir a la fijación del precio:

  • Factores externos: consumidores finales, miembros del canal de distribución, la competencia y el marco legal.
  • Factores internos: objetivos de la empresa, costes de producción y la estrategia de marketing.

El precio es una variable del marketing mix que tiene un efecto directo sobre la elección de la clientela y un efecto indirecto sobre la percepción de la calidad. Con carácter general, destacan dos grandes orientaciones estratégicas que las empresas de nueva creación suelen adoptar al empezar a competir en el mercado:

  • Precios bajos: orientados a sacrificar rentabilidad en favor de una mayor cuota de mercado.
  • Precios altos: orientados a ofrecer una imagen de calidad del producto en detrimento de un mayor volumen de ventas. Busca beneficios y una penetración selectiva.

Para tomar la decisión sobre el precio que tendrán tus productos, deberás conocer:

  • El coste del producto, para conocer cuál es el precio mínimo, es decir, el precio a partir del cual el producto le resulta rentable a la empresa.
  • Los precios de la competencia, para conocer el grado de competitividad de nuestros precios.
  • La sensibilidad de la demanda, para conocer como variará la demanda ante un cambio en el precio. 

Atendiendo a la información de estas variables, deberás comenzar a orientar tu política de precios. Se suelen distinguir diferentes estrategias:

  • Fijar el precio añadiendo un margen de beneficio sobre el coste. El punto débil de este sistema es que ignora la demanda.
  • Valor de mercado.
  • Precios altos, cuando el producto es percibido como único por el cliente y se pretende dar una imagen de calidad y exclusividad.
  • Precios bajos de salida, cuando se pretende una rápida expansión del producto/servicio
  • Precios disuasorios, cuando se pretende disuadir a la competencia de entrar en el mercado.

La distribución

Representa el canal para hacer llegar nuestros productos, estableciéndose quiénes y cuántos serán nuestros intermediarios, las áreas de distribución, rutas óptimas, costes de transportes, posibilidad de subcontratación, ...

Deberás seleccionar los canales que te permitan hacer llegar tus productos al mercado objetivo de la manera deseada y en el momento adecuado.

Los canales de distribución varían según el tipo de producto y según la política de distribución de la empresa. Debes desarrollar un sistema eficiente de distribución, cosa que no es fácil ya que generalmente tienes que trabajar con intermediarios cuyo trabajo no puedes controlar al 100%.

El producto o servicio

El diseño del producto tiene que ser claro y cumplir una triple función,

  1. Estar de acuerdo con las necesidades del mercado que nos interesa,
  2. Contar con unos atributos básicos claros 
  3. Especificaciones técnicas propias del producto.

Para cada uno de los productos/servicios que vas ofrecer deberás identificar sus características principales, y traducirlas en términos de beneficios para el cliente. 

En el caso de que la empresa sea de servicios se deben analizar todos los procedimientos y necesidades técnicas de la empresa a la hora de prestar el servicio. 

En estas empresas los principales condicionantes a la hora de desarrollar su actividad son la disponibilidad de recursos y la capacidad para atender a la clientela. Además, muchas actividades de servicios se caracterizan por una notable estacionalidad, lo que dificulta aún más, el disponer de los recursos necesarios en los momentos de fuerte demanda.

La comunicación

La política de comunicación tiene como objetivo principal trasmitir el mensaje que la empresa considera más apropiado acorde con su estrategia.

Normalmente en una empresa de nueva creación los esfuerzos en comunicación deben ir dirigidos a conseguir principalmente:

  • Propagar la identidad de la empresa.
  • Presentarse ante su público objetivo.
  • Ganar prestigio.
  • Generar un clima de confianza con los inversores.
  • Empujar a los consumidores a que prueben el producto/servicio.

Tenemos que definir así mismo el tipo de publicidad que vamos a llevar a cabo, en qué medios, qué continuidad y más concretamente el tipo de lenguaje, la forma, el slogan, etc.

Al seleccionar los medios de comunicación más rentables para dar a conocer nuestro producto o servicio, tenemos que considerar no sólo el precio sino también la medida de su impacto sobre el público objetivo.

En este apartado también debemos establecer la imagen de la empresa que queremos dar, podemos diferenciarnos a través de un logotipo o anagrama, marca, nombre o denominación social.

Asimismo, en este punto podemos tratar la posibilidad de planes de promoción (ofertas, descuentos, regalos, ...).

  • Las Relaciones Públicas son las acciones comunicativas realizadas por la empresa que no están directamente relacionadas con su actividad. Su objetivo es generar un clima favorable para la empresa y mejorar su imagen.
  • Algunas de las modalidades más comúnmente utilizadas son: acciones de patrocinio, participación en actos sociales, donaciones,...
  • La Venta Personal es una manera más de comunicarse, y muchas veces la más idónea, ya que se tiene relación directa con el cliente.

La elección de un medio u otro estará seguramente condicionada por el presupuesto disponible, por lo que deberás optar por los medios más efectivos dentro de tus posibilidades. Sin embargo, debes saber que no por gastar más realizarás un mejor plan de comunicación.

En cualquier caso, nunca debes perder de vista que una estrategia de comunicación eficaz debe ser coherente con la estrategia general de la empresa.

Plan de operaciones

  • Compras
  • Procesos de producción; cómo producir, tanto si son bienes materiales como si son servicios.
  • Distribución; el cómo van a llegar los productos o servicios al cliente.
  • Equipos y tecnología necesarios para el proceso.
  • Capacidad de producción que se requerirá.
  • Estrategia para el crecimiento de la producción cuando sea necesario

Este Plan es el segundo que hay que hacer, ya que después de terminar el Plan de Marketing se ha de programar detalladamente cómo se fabricará el producto o el servicio a prestar y cómo lo vamos a entregar físicamente al cliente.

Compras

En primer término, no se debe comprar nada que no sea imprescindible. Los recursos son siempre escasos y el dinero debe cuidarse para ofrecer mejores precios, pagar mejor o, simplemente, gastar menos y ganar más.

En segundo término, no se debe comprar nada hasta que no haya seguridades de que existen los clientes y hay pedidos.

Por esto es preciso hacer un cuadro inicial para el Plan de Compras:

  • Aprovisionamientos para producir antes de tener nuestras instalaciones
    • Qué nos puede pedir el cliente
    • Cómo lo vamos a producir
    • Qué vamos a comprar
    • Cuanto vamos a tardar
    • Cuánto nos va a costar
  • Aprovisionamientos previos al comienzo de las operaciones
    • Mercancía que no venderemos
  • Locales 
    • Requerimientos, Modalidad, Proveedores, Fechas, Coste, Observaciones
  • Instalaciones
    • Requerimientos, Modalidad, Proveedores, Fechas, Coste, Observaciones
  • Maquinaria y Equipos
    • Requerimientos, Modalidad, Proveedores, Fechas, Coste, Observaciones

Al cumplimentar el cuadro debe tenerse en cuenta que:

  • Los requerimientos de cada concepto deben estar detallados.
  • La modalidad de la adquisición debe ser la “menos comprometida” para el emprendedor; es mejor alquilar que comprar. Si algo deja de ser necesario es preferible haberlo tenido en alquiler a que sea en propiedad.
  • Los proveedores han de estar localizados y deben gozar de prestigio. Si se compra a un proveedor “malo” y eso genera dificultades en el producto o servicio al cliente, es probable que el emprendedor adquiera también mala fama
  • Tener claro lo que va a costar y cuándo habrá que pagar es fundamental para los posteriores resultados y es imprescindible para luego hacer el Plan Financiero.
  • Las fechas son cruciales y hay que tener en cuenta que estas son, al menos tres, la del pedido, la de la entrega y la de pago.

Proceso de producción

Descripción detallada y ordenada de las actividades o producto principal de la actividad y estimación de los medios, personal, tiempo y coste en euros que le llevarían a finalizar todo el proceso de producción.

Capacidad de producción y criterios de expansión
Capacidad de producción y criterios de expansión
Incremento de la capacidad Cantidades de producción adicionales a las que en el momento se pueden producir.
Filosofía básica Puede ser producir todo o hacer que la producción la hagan otros, en todo o en parte.
Costes De la ampliación de la capacidad
Fecha estimada Tiempo requerido para dar satisfacción a los clientes

Plan de recursos humanos

El capital humano es el activo más importante de la empresa y para que la empresa marche bien es imprescindible llevar acabo una óptima dirección y organización de las personas que la integran. Para ello, el Plan de Recursos Humanos, deberá determinar principalmente:

  • Plantilla necesaria
  • Funciones a desarrollar.
  • Equipo directivo y socios si los hubiera
  • Sistemas de coordinación y organización.
  • Selección y contratación de personal.
  • Sistemas de retribución que se van a utilizar
  • Política de formación.
  • Condiciones laborales (vacaciones, horarios,...).

Organización funcional

La organización funcional trata de estructurar de la forma más adecuada los recursos humanos e integrar éstos con los recursos materiales y financieros a fin de aplicar eficazmente las estrategias elaboradas y los medios disponibles, y conseguir los objetivos propuestos.

El emprendedor / empresario tendrá que:

  • Determinar la organización funcional de la empresa: sus áreas, relaciones, jerarquía y dependencia.
  • Organizar las tareas que realizará cada empleado tanto cuantitativa (cuántas tareas) como cualitativamente (qué tareas).
  • Definir el nivel de conocimientos técnicos requeridos, así como la capacitación profesional.
  • Establecer la importancia de cada una de las tareas en términos absolutos y en comparación con el resto. Esto permitirá establecer el nivel de exigencia durante el proceso de selección de personal, la estructuración del espacio físico de trabajo, el diseño de los sueldos, etc.

Plan de contratación

El plan de contratación define el tipo de contrato que va a vincular a cada uno de los empleados con la empresa, las condiciones generales de las relaciones laborales y su coste.

No es preciso que todas las personas cuyas habilidades requiere la nueva empresa mantengan con ella vínculos de contratación a jornada completa y por tiempo indefinido.

En algunos casos, será suficiente contratar a algunas personas a tiempo parcial, por una temporada, o durante una época del año. En otros, será suficiente establecer un acuerdo de consulta o asesoramiento periódico algunas veces al mes.

El empresario debe reflexionar sobre los siguientes conceptos:

  • El salario
  • La jornada de trabajo
  • Los costes de personal
  • Los tipos de contrato

Política salarial / Costes salariales

Establecer los salarios para cada categoría de trabajadores, para ello se debe de tener en cuenta el mercado de trabajo, el grado de cualificación y la experiencia de cada trabajador, los convenios colectivos, los costes, etc.

Asimismo establecer una previsión anual del incremento salarial en términos porcentuales y los regímenes de Seguridad Social para cada categoría de trabajador.

Aparte del sueldo bruto anual establecido para cada categoría de trabajador pueden determinarse una serie de incentivos que serán variables en función de la producción, las ventas o los beneficios.

Resumen de gastos de personal
  Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Año 5
Sueldos y salarios 0,00 0,00 0,00 0,00 0,00
Seguridad Social 0,00 0,00 0,00 0,00 0,00
Otros costes salariales 0,00 0,00 0,00 0,00 0,00
Incentivos 0,00 0,00 0,00 0,00 0,00
Total Coste Salarial          
Retenciones 0,00 0,00 0,00 0,00 0,00

Plan de externalización de funciones

Algunas funciones especializadas (temas jurídicos, tecnológicos, comerciales etc.), puede ser conveniente desarrollarlas a través de consultores externos. S deberá de determinar la naturaleza de las funciones a externalizar, identificando los consultores externos idóneos y cuantificando su coste.

Plan Jurídico - Fiscal

  • Forma jurídica que se va a usar en el proyecto, sea esta la de persona física o jurídica.
  • Régimen fiscal al que estará sometido el negocio.
  • Seguridad social, el régimen general o especial que elegiremos.
  • Contratos que se han de hacer para asegurar la actividad, desde alquileres hasta  franquicias o seguros

Elección de la forma jurídica

Una de las primeras cosas que deberá hacer quien decida afrontar una actividad empresarial es decidir cuál es la forma legal más adecuada atendiendo a:

  • Tipo de empresa o negocio
  • Al perfil  y numero de los promotores que participen en el proyecto.
  • Libertad de acción del emprendedor
  • Tamaño de la empresa
  • Recursos económicos disponibles por los promotores
  • Necesidades económicas del proyecto
  • Régimen fiscal al que se quiera someter la empresa
  • Subvenciones a las que se quiera o puedan optar
  • Tipos de responsabilidades y obligaciones que quieran asumir sus promotores

En función de estos criterios se seleccionara la forma jurídica que mejor se adapte a las necesidades de la empresa. Además de estas circunstancias hay que considerar que no todas las formas jurídicas tienen el mismo coste ni el mismo proceso de constitución.

Lo que sí es importante saber, es que el mayor o menor coste de constitución no debe considerarse por sí solo como un factor que condicione la elección de la forma jurídica idónea.

La elección de una forma jurídica basada en su menor coste de constitución y/o gestión y que conlleve otros condicionantes tales como numero mínimo de socios exigido, subvenciones iniciales a que se puedan optar, etc., sí pueden tener efectos muy negativos para la futura rentabilidad de la empresa y para su futura factura fiscal, incluso a corto plazo. Porque estará constituida no con criterios de rentabilidad a largo plazo, sino bajo un criterio de ahorro temporal de costes iniciales y muy alejado de una búsqueda real de economía de costes y ahorro fiscal a medio y largo plazo.

Las formas legales más usuales que puede adoptar una empresa son:

  • Empresario Individual
  • Comunidad de Bienes
  • Sociedad Cooperativa
  • Sociedad Limitada
  • Sociedad Limitada Laboral
  • Sociedad Limitada Nueva Empresa
  • Sociedad Anónima
  • Sociedad Anónima Laboral

A la hora de iniciar su desafío, el emprendedor debe decidir la forma jurídica que va a adoptar de entre dos grandes opciones:

  • Trabajar como persona física, en cuyo caso responderá con todo su patrimonio de las obligaciones que acarree su actividad profesional o de la nueva empresa. En este caso los trámites legales son muy sencillos y de muy poco coste.
  • Trabajar como persona jurídica, con responsabilidad limitada a los bienes que integre en la sociedad que habrá de constituir y con trámites legales más complejos y costosos.

Algunos criterios nos pueden ayudar a decidir:

Puede trabajar como persona física el emprendedor que:

  1. No va a tener socios y va a ser él el único responsable de su negocio.
  2. No va a contratar personal o va a tener muy pocas personas a su cargo.
  3. No va a asumir riesgos económicos que puedan arrastrar a la ruina su economía y la de su hogar.
  4. En el sector en que opera y en la actividad que va a trabajar está “socialmente admitido” y es lo normal que se trabaje como profesional autónomo, por ejemplo, un  médico farmacéutico, carpintero, electricista o consultor independiente.
  5. También se puede trabajar como persona física si son varios socios (el marido y la mujer o varias personas que están dispuestas a trabajar juntas arriesgando todo lo que tienen en el negocio).

Deben trabajar como persona jurídica los emprendedores o las empresas que:

  1. Incorporen varios socios al negocio, ya pongan las mismas cantidades de dinero o diferentes.
  2. El emprendedor o sus socios no quieren comprometer todo su patrimonio en el negocio.
  3. El sector en que se piensa trabajar exige, formal o informalmente que sus proveedores sean “sociedades”
  4. La cantidad de dinero que se va a invertir o el volumen económico del negocio es importante y la forma jurídica de sociedad hace más sencillas las operaciones con entidades financieras, proveedores o clientes.

Se recomienda que en la elección de la forma jurídica los promotores se asesoren por personas expertas que les aconsejen sobre la más viable en términos económicos y la mas ágil a efectos prácticos en el desarrollo de la actividad económica y administrativa diaria de la empresa.

De esta decisión van a depender aspectos tan importantes como la futura fiscalidad de la empresa, las obligaciones de los promotores, las responsabilidades frente a terceros, las garantías y la solvencia frente a terceros y especialmente frente a instituciones financieras, etc.

Una vez que tenemos decidida la forma jurídica mas idónea es conveniente identificar la sociedad con sus datos básicos:

Datos básicos de una sociedad
Razón social  
N.I.F.  

Forma jurídica

  1. Sociedad Anónima
  2. Sociedad Limitada
  3. Empresario Individual
  4. Cooperativa
  5. Otros (especificar)
 
Domicilio social  
Capital social
% desembolsado
 
Ampliación prevista
Fecha de ampliación
 
Participación capital extranjero
  • No/Si
  • Porcentaje
  • Nacionalidad
Relación de socios  
Objeto social  
Órganos de administración y gestión  

Las diferentes formas jurídicas se trataran ampliamente en el capítulo 7.

Plan fiscal

En este aspecto el emprendedor siempre tendrá que contar con un asesor fiscal, que puede ser el mismo gestor que se ocupe de los temas de su contabilidad, de los datos administrativos y de las nóminas y seguros sociales del personal.

En todo caso el emprendedor ha de tener en cuenta dos principios fundamentales:

  • Los impuestos hay que pagarlos en su momento porque si no es así siempre hay que terminar pagándolos con recargos. La actividad económica está tan regulada y fiscalizada que la Administración siempre tiene información para exigir los impuestos.
  • Hay que conocer muy bien el entramado impositivo para pagar justo lo que hay que pagar, ni más ni menos, y eso es labor de especialista

En cuanto a los impuestos que el emprendedor habrá de tener especialmente en cuenta son:

Impuestos que el emprendedor habrá de tener especialmente en cuenta

Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados

La empresa en el momento de constituirse en Sociedad o en Cooperativa, adquiere personalidad  Jurídica propia, y solo por el mero hecho de la constitución societaria se encuentra sujeta a la liquidación de este impuesto. La liquidación se debe hacer dentro de los 30 días hábiles siguientes al otorgamiento de la escritura de constitución.

El empresario individual al no constituir sociedad mercantil de ningún tipo ni sociedad civil estará exento de este impuesto y de sus obligaciones autoliquidatorias.

Impuesto sobre Actividades Económicas

La empresa antes de iniciar su actividad mercantil y dentro del plazo de los 10 días anteriores a su inicio debe darse de alta en el IAE dentro de los epígrafes correspodientes a las actividades que vaya a llevar a cabo

El alta se realiza en la Agencia Tributaria  utilizando el modelo 036 (normal y utilizado por las grandes empresas) o 037 (modelo abreviado, utilizado por la mayoría de las PYMES y empresarios individuales) de declaración censal.

Están exentas de la liquidación de este impuesto aquellas empresas que facturen menos de un millón de euros anuales, pero subsiste la obligación de la inscripción.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

Este impuesto grava la renta de las personas físicas, bien sean rentas del trabajo, de actividades económicas, rentas de activos mobiliarios o inmobiliarios.

Por tanto el empresario individual y los socios de comunidades de bienes y sociedades civiles por su naturaleza estarán sujetos a este impuesto por los rendimientos que obtengan en el ejercicio de la actividad empresarial. El periodo impositivo abarca desde el 1 de enero a 31 de diciembre de cada año.

Se pueden aplicar tres regímenes fiscales distintos:

Régimen de Estimación Directa

  • Estimación Directa Normal.- Se aplica a las personas físicas que superen los límites del régimen simplificado o hayan renunciado a el. Para el cálculo de los beneficios empresariales se computaran los ingresos menos los gastos fiscales deducibles.
  • Estimación Directa Simplificada.- Se aplica a las actividades empresariales que no estén en estimación objetiva y cuya cifra de negocios neta no supere los 601.012,10 € y no renuncien a su aplicación
  • Los sujetos en régimen de estimación directa (normal o simplificada) están sometidos a unas obligaciones fiscales, formales y contables mucho más estrictas que las de los otros regímenes

Régimen de Estimación Objetiva o por Módulos

Se aplica a los sujetos que realicen una serie de actividades cuyo epígrafe figuere expresamente incluido en el ámbito sectorial de aplicación.

Además se debe cumplir el requisito de no superar determinaas magnitudes en el ejercicio de la actividad tales como: superficie del local, numero de personas empleadas, consumo de energía eléctrica o vehículos utilizados y no se haya renunciado expresamente  a este régimen.

La determinación del beneficio empresarial se lleva a cabo mediante la aplicación de unos índices o módulos (con unas obligaciones formales muchísimo menores y muy simplificadas)

Régimen de Estimación Indirecta

Este método se utiliza solo en casos extremos y lo hace la Inspección Tributaria cuando carece  de la información necesaria para determinar los beneficios, por ejemplo, porque la sociedad no lleva contabilidad o por carecer de justificantes, facturas de operaciones mercantiles, compras, ventas, etc.

Este método suele ser muy perjudicial para el empresario.

Impuesto de Sociedades

Es el impuesto que grava los rendimientos netos obtenidos durante un ejercicio económico por sociedades y otras entidades jurídicas no sujetas al IRPF.

El tipo general de gravamen aplicable a las sociedades es del 35 % aunque existen una serie de bonificaciones que reducen este porcentaje.

Algunos tipos reducidos pueden ser: Empresas de reducida dimensión 25% para los primeros 120.202,41 € de beneficios y 30% para el resto de beneficios. 

Se entienden por empresas de reducida dimensión aquellas cuyos  beneficios en el periodo impositivo inmediato anterior sea inferior a 5.000.000 € y su plantilla sea inferior a 25 trabajadores.

IVA

El  Impuesto sobre el Valor Añadido es un impuesto de naturaleza indirecta, que no grava rentas (el IRPF.) o beneficios (Impuesto de sociedades) como otros impuestos, sino concretamente el consumo de bienes y servicios..

El impuesto se aplica en la Península y las Islas Baleares, quedando por tanto excluidas del ámbito de aplicación Canarias, Ceuta y Melilla. 

Según el artículo 1 de la Ley del IVA (Ley 37/1992, de 28 de Diciembre), el I. V. A. grava tres operaciones distintas:

  1. Las entregas de bienes y servicios realizadas por empresario/as y profesionales.
  2. Las adquisiciones intracomunitarias de bienes.
  3. Las importaciones de bienes

Este impuesto es soportado directamente por los consumidores finales y los empresarios y profesionales actúan como simples intermediarios de Hacienda, repercutiendo y cobrando el Impuesto al entregar o prestar servicios y pagando y deduciendo el impuesto soportado al adquirir bienes o recibir servicios. Al finalizar cada periodo impositivo se liquida con Hacienda la diferencia entre lo repercutido y lo soportado y esta diferencia si es positiva se ingresa, en caso de salir negativa se pide la devolución o compensación a Hacienda.

Las modificaciones en el IVA surgidas tras la reforma del 1 de septiembre de 2012  son:

  • Subida de los tipos de gravamen:
    • El tipo general pasa del 18% al 21%.
    • El tipo reducido pasa del 8% al 10%.
    • El tipo superreducido se mantiene en el 4%.
  • Reclasificación de bienes y servicios:
    • Bienes y servicios que pasan del tipo reducido (8%) al general (21%):
      • Flores y plantas ornamentales.
      • Servicios mixtos de hostelería, espectáculos, salas de fiesta u otros análogos.
      • La entrada a teatros, circos y demás espectáculos.
      • Los servicios funerarios.
      • Los servicios de peluquería.
      • La adquisición de obras de arte.
      • Los servicios prestados por artistas personas físicas.
      • Los servicios de radiodifusión y televisión digital.
      • Servicios prestados a personas físicas que practiquen el deporte.
      • La asistencia sanitaria dental y curas termales que no gocen de exención.
      • Servicios de radiodifusión y televisión digital.
    • Bienes y servicios que pasan del tipo superreducido (4%) al reducido (21%):
      • Material escolar.
    • Bienes y servicios que pasan del tipo superreducido (4%) al reducido (10%):
      • Las entregas de viviendas y arrendamientos de vivienda con opción de compra (esta subida se aplicara a partir del 01/01/2013).

Para determinar la cuantía del impuesto se pueden utilizar los siguientes regímenes:

  • Régimen general
  • Régimen simplificado
  • Régimen especial de bienes usados. objetos de arte, antigüedades y objetos de colección
  • Régimen especial de las agencias de viajes
  • Regímenes especiales del comercio minorista, con dos modalidades:
    • Régimen del recargo e equivalencia
    • Régimen de determinación proporcional de bases imponibles

Cada uno de estos regímenes tiene unas características especificas para la determinación de las cutas a liquidar en función del:

  • Tipo de empresa
  • Tipo de actividad
  • Tipo de operación

Por supuesto, es una locura que el emprendedor piense vender sin IVA a sus clientes o pagar sin este impuesto a sus proveedores.

Plan económico - financiero

Es la versión cuantificada del  Plan de Empresa. Los números son esenciales para entender cuestiones como las siguientes:

  1. qué fondos necesitas para poner en marcha tu empresa
  2. cómo se van a cubrir los gastos de operación con los ingresos generados
  3. cómo puedes retribuir y devolver los fondos ajenos que solicites
  4. si el negocio será rentable

Debemos empezar por reflejar la inversión inicial prevista, delimitando todas nuestras necesidades para comenzar la actividad: terrenos, edificios, instalaciones, alquileres, maquinaria, mobiliario, material de oficina, suministros, etc.

Fijación de la inversión inicial
Concepto Importe %IVA Total
Gastos Amortizables:
Gastos de constitución      
Gastos de primer establecimiento      
Otros gastos amortizables      
Inmovilizado Inmaterial:
Gastos de Investigación y Desarrollo      
Concesiones administrativas      
Propiedad industrial      
Fondo de comercio      
Aplicaciones informáticas      
Otro inmovilizado inmaterial      
Inmovilizado Material:
Terrenos      
Edificios y construcciones      
Instalaciones      
Maquinaria y utillaje      
Mobiliario      
Equipamiento informático      
Elementos de transporte      
Otro Inmovilizado Material      
Inmobilizado Financiero:
Depósitos y fianzas      
Otros (participaciones en S.G.R., etc.)      
Circulante:
Existencias iniciales      
Provisión de fondos      
Otros      
TOTAL INVERSIONES  
TOTAL INVERSIONES (IVA INCLUIDO)  

El plan de inversiones en activos fijos cuenta con las siguientes partidas:

  1. Gastos de establecimiento: Gastos en que se incurre hasta el comienzo de la actividad de la empresa (Gastos de establecimientos y gastos de constitución). Tienen carácter plurianual, por lo que son susceptibles de ser amortizados anualmente.
  2. Inmovilizado Material: Inversiones realizadas en bienes muebles o inmuebles tangibles que no serán objeto de venta o transformación y que tendrán una vida útil mayor a 1 año.
  3. Inmovilizado Inmaterial: Inversiones o elementos patrimoniales intangibles que tienen carácter estable en la empresa y que pueden ser valorados económicamente.
  4. Inmovilizado Financiero: Son inversiones financieras de carácter permanente que tiene la empresa (más de 1 año).

Además hay que  analizar la inversión necesaria en capital circulante de explotación, es decir los fondos que la empresa debe destinar para poder desarrollar su actividad ordinaria. Para ello, hay que  tener en cuenta el periodo de maduración de la empresa, que transcurre desde el pago de los inputs necesarios hasta que se realiza el cobro de las ventas del producto o servicio prestado.

Así, sabrás el volumen de fondos necesarios para financiar los pagos cotidianos de la empresa hasta que lo invertido en el proceso de transformación empiece a generar dinero.

Una vez fijadas las necesidades, debemos analizar cómo se va a realizar su financiación, qué recursos propios disponemos (aportaciones dinerarias o en especie) y cuáles van a ser las fuentes ajenas: subvenciones, préstamos bancarios, arrendamientos financieros,etc.

Gráfico sobre Inversiones

A partir de este momento estamos en condiciones de analizar la viabilidad de nuestro proyecto, puesto que cualquier idea de negocio, debe traducirse en números que transcurrido un tiempo prudencial, permita llegar a un equilibrio en el que los gastos queden compensados con los ingresos y progresivamente permita generar beneficios.

Existen diversas fuentes de financiación  para hacer frente a esas inversiones, que según el origen o procedencia de esos fondos tiene la siguiente denominación:

Gráfico sobre financiación

A) Capital Propio

El capital propio o recursos propios son las aportaciones económicas que hacen los socios o promotores del proyecto empresarial procedente de su propio patrimonio: dinero en cuentas corrientes, dinero en efectivo, bienes de diversa índole, percepciones del INEM en su modalidad de pago único, indemnizaciones que los promotores obtengan siempre que se apliquen al proyecto empresarial.

Las aportaciones que realizan los promotores no tienen por que ser necesariamente en efectivo, tambien se pueden aportar otros bienes (vehiculos, maquinaria, herramientas, instalaciones, naves, etc) El unico requisito que se precisa es que los bienes que se aporten sean de titularidad de los promotores y queden afectos y a disposicion de la empresa.

Capitalización por desempleo

Consiste en la percepción en un sólo pago de la prestación por desempleo, con el fin de destinar la cuantía a la realización de una actividad profesional como socio de una Cooperativa de Trabajo Asociado o de una Sociedad Laboral. Igualmente pueden beneficiarse de esta situación los discapacitados con minusvalía reconocida igual o superior al 33% que vayan a iniciar una actividad por cuenta propia. También pueden cobrarlo los trabajadores sin discapacidad que vayan a darse de alta en el régimen de trabajadores autónomos con algunas diferencias respecto a los anteriores: en este último caso, el 60% de la prestación irá dirigida al pago de la cuota correspondiente al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, destinándose únicamente el 40% a financiar la inversión.

¿Cuáles son los requisitos para acceder a la capitalización por desempleo?

La capitalización del paro, también llamada "Pago Único", requiere el cumplimiento de tres condiciones:

  • Tener derecho a prestación por desempleo. Es importante recordar que el derecho a la misma sólo se genera cuando se ha producido un despido o finaliza nuestro contrato en vigor; en ningún caso existe el derecho al cobro del paro si es el trabajador quien da por finalizada su relación laboral.
  • Que en el momento de la solicitud de la capitalización resten, al menos, tres meses de paro por cobrar.
  • Que desde que se concede el pago único hasta el alta en la Seguridad Social no transcurra más de un mes.

B) Capitales ajenos

Cuando no se dispone de los fondos necesarios para completar las inversiones del proyecto es preciso recurrir a la financiación externa, es decir hay que buscar prestamos.

Préstamos

Esta modalidad de financiación es la más frecuente, pero también la más costosa ya que los prestamos tienen un coste financiero en forma de intereses comisiones y gastos.

Los costes que lleva aparejada la obtención de un crédito bancarios de pueden clasificar en dos tipos:

Gráfico sobre costes del préstamo

  • Costes fijos e iniciales: son los que se abonan al principio y una sola vez. Se llaman fijos, pero en  realidad su cálculo se realiza en función de la cuantía del préstamo.
  • Variables y Periódicos: Es lo que se llama el coste del dinero y lo constituyen los intereses pactados por la utilización del dinero prestado.

Los prestamos que conforman los capitales ajenos se pueden clasificar a su vez, atendiendo a sus plazos de devolución en:

Gráfico sobre tipos de préstamo

Pólizas de Crédito

Es aquel en el que la entidad financiera se obliga a poner a disposición del cliente fondos hasta un límite determinado y un plazo prefijado, percibiéndose periódicamente los intereses sobre las cantidades dispuestas, movimientos que se reflejarán en una cuenta corriente

Características:

  • La diferencia esencial entre ambas operaciones estriba en que en el préstamo la entrega del dinero es simultánea a la firma del contrato, en tanto que en las operaciones de crédito lo que se reconoce por el prestamista es un compromiso de entrega de dinero hasta un límite máximo mediante la disposición por parte del prestatario en la cuenta corriente abierta al efecto.
  • Como instrumento de financiación, el crédito personal y el empresarial de inversión se suele utilizar de forma inmediata para los fines que se solicitó, por lo que se opta por el préstamo.
  • Cuando lo que se quiere financiar es circulante o para procesos largos de inversión, normalmente se solicitan créditos en cuenta corriente.
  • Según la formalización, en ambos es práctica habitual la intervención por fedatario público, y la mayoría se formalizan en póliza, ya que la simplicidad del procedimiento de intervención y el coste lo recomienda.
  • En algunos casos es obligatoria la escritura pública, como en el supuesto de que existan garantías hipotecarias, se trate de operaciones complejas o de elevado importe.
  • En cuanto a la prelación en procesos de ejecución, la póliza que formaliza una operación de préstamo es un documento que acredita una deuda líquida y exigible por si misma, y en el caso de cuenta de crédito, la deuda no es líquida u exigible, sino que requiere un proceso para la fijación del saldo final para su liquida

Línea de descuento

Abono en dinero del importe de un título de crédito no vencido (generalmente letras de cambio), tras descontar los intereses y quebrantos legales por el tiempo que media entre el anticipo y el vencimiento del crédito.

El descuento nominal es la cantidad a descontar y el efectivo es el capital que se recibe una vez descontados los intereses.

Refinanciación

Herramienta que permite convertir préstamos a corto plazo en préstamos a largo plazo, minimizando el pago de los intereses.

También es la sustitución de un crédito o préstamo por uno nuevo a su vencimiento pero aprovechando las mejores condiciones existentes en el mercado actual.

Microcréditos

Son préstamos dirigidos a microempresas y actividades económicas en general que cuenten con un proyecto de inversión viable pero encuentren dificultades para acceder a los canales habituales de financiación.

Se trata de préstamos en cantidades relativamente pequeñas (suelen considerarse préstamos de hasta veinticinco mil euros).

Microcréditos del ICO

Son gestionados por el Instituto de Crédito Oficial a través de entidades bancarias que, a su vez, pueden disponer de sus propias líneas de ayudas a la creación de empresas.

Obtener más información sobre las ayudas del Instituto de Crédito Oficial (ICO)

FORAN-Empleo Autónomo

La Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, a través del Servicio Andaluz de Empleo, ha hecho un importante esfuerzo inversor para impulsar la actividad económica y contrarrestar los efectos de la crisis en Andalucía.

Es un línea de crédito en la que se financiaran de manera preferente aquellas iniciativas de sostenibilidad ambiental o económica que prioricen un uso más eficiente de los recursos, la mejora de las condiciones de seguridad en el trabajo y el fomento de la competitividad y la productividad, así como de las iniciativas de sostenibilidad social en favor de la integración de colectivos desfavorecidos o con necesidades especiales.

¿Qué cuantía se puede solicitar?

El 100% del proyecto, con un importe mínimo de 3.000 euros y máximo de 25.000 euros por proyecto, con un Para cada operación el tipo de interés será fijo durante toda la vida de la misma. Este tipo de interés se determinará en función del análisis de riesgo realizado por CaixaBank, y estará comprendido en una horquilla que inicialmente se establece entre el 5,75% y el 7,25%.

Obtener más información sobre las ayudas de FORAN-Empleo Autónomo

Empresa Nacional de Innovación, SA (ENISA)

ENISA, empresa pública dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través de la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa participa activamente en la financiación de proyectos empresariales viables e innovadores.

Tiene como objetivo el fomento de la creación, crecimiento y consolidación de la empresa española, participando activamente en la financiación de proyectos empresariales viables e innovadores y en la dinamización del mercado de capital riesgo.

Obtener más información sobre las ayudas de ENISA

C) Subvenciones a fondo perdido

Aspectos generales

La subvención es la tercera forma de financiación posible para un proyecto.

Las subvenciones son aportaciones no reintegrables de organismos oficiales destinadas generalmente a financiar parcialmente inversiones en activos fijos nuevos de índole empresarial bien para empresas ya existentes o de nueva creación.

Ventajas:

  • Se trata de una financiación gratuita y sin costes de ningún tipo
  • Al ser a fondo perdido no hay que devolverla
  • En determinados casos pueden llegar a suponer hasta el cincuenta por ciento del coste de las inversiones

Inconvenientes:

  • Normalmente tienen un plazo de cobro muy dilatado desde que se solicitan y cuando finalmente se cobran generalmente ya están realizadas todas las inversiones proyectadas, por lo que la función financiadora que venían a cumplir resulta ya innecesaria.
  • Suelen llevar aparejados condicionantes (ejemplo: aumento de plantilla)
  • Normalmente se conceden condicionadas al cumplimiento de determinados requisitos siendo el principal de ellos que la subvención se destine al fin para el que se solicito

Si las subvenciones que se solicitan son imprescindibles para completar el plan de financiación de las inversiones proyectadas, para paliar el inconveniente citado es aconsejable que junto con la solicitud de subvención se tramite paralelamente un “crédito puente” con alguna entidad financiera para suplir temporalmente la falta de recursos económicos en tanto se recibe la subvención.

Esto permitirá completar las inversiones proyectadas hasta que se cobre la subvención, la cual se destinara posteriormente a la cancelación de ese crédito. Es una fórmula habitual que en este caso si llevaría aparejada al menos temporalmente, los costes adicionales del crédito puente.

A estos efectos, es también conveniente estar inscrito  en el Servicio Público de Empleo si se está desempleado, ya que es uno de los requisitos exigidos para ser beneficiario de las citadas subvenciones

Es muy difícil establecer unos criterios que permitan determinar la ayuda o subvención más adecuada en cada caso concreto, pero en términos generales, debemos tener en cuenta:

  • Las ayudas, por lo general, están limitadas en el tiempo: algunas se convocan todos los años dentro de un marco plurianual, pero existen otras que únicamente se convocan para un período en concreto.
  • Existen numerosos respaldos por parte de la administración, tanto a nivel local, provincial, regional como a nivel nacional, para el inicio de una nueva actividad empresarial. Pero es importante analizar todas las posibilidades puesto que muchas ayudas son incompatibles.
  • Es conveniente realizar algún tipo de entrevista de asesoramiento con algún profesional de la administración o entidad representante que preste este servicio.
  • Las cuantías de las ayudas varían en función de las características de cada empresa, forma jurídica seleccionada para su constitución, actividad que va a desarrollar, inversión a realizar, empleo a crear, etc.
  • No hay que olvidar que una subvención nos puede ayudar en la creación y mantenimiento de nuestra empresa, pero nunca debemos hacer depender su supervivencia a la recepción de esa ayuda o subvención, ello porque a veces las ayudas no llegan a tiempo, o no se resuelven como teníamos previsto.
  • Periódicamente aparecen nuevas ayudas publicadas, la mayor parte de ellas aparecen reflejadas en los Diarios Oficiales; BOJA, BOE, DOCE, BOP, etc.

Tipos de Ayudas e Incentivos

Teniendo en cuenta la dificultad de sistematizar la gran variedad de ayudas y subvenciones que existen, podemos agruparlas siguiendo los siguientes criterios:

  • Según el Organismo que gestione las ayudas:
    • Subvenciones y Ayudas de la Administración del estado
    • Subvenciones y Ayudas gestionadas por el Gobierno de la Comunidad Autónoma.
    • Subvenciones y Ayudas gestionadas por la Administración Local y/o Provincial: Ayuntamientos, Consorcios de Municipios, Diputaciones…
    • Subvenciones y Ayudas gestionadas por entidades privadas o de naturaleza público Privada (Cámaras de Comercio)
    • Otras
  • Según la actividad empresarial a desarrollar
  • Según la actividad a desarrollar (y que la administración gestora de la ayuda identificará a través del IAE o el CNAE) 
  • Según el Territorio donde se desarrolle la actividad empresarial
  • Según el colectivo al que pertenezca el/la emprendedor/a: Para esta clasificación se suele atender a criterios como: edad, género, tiempo de permanencia en el desempleo, pertenencia a colectivos con dificultades de inserción (víctimas de violencia de género, personas en tratamiento por drogodependencias…)
  • Según la forma jurídica de la empresa
  • Según el concepto Subvencionable
  • Según el motivo por el que se solicite: inicio/creación de la empresa, ampliación, modernización, etc.

Ayudas e incentivos concedidos por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía

Capitalización de la prestación

Solicitud Ayudas Públicas consistentes en Abono de las Cuotas a la S.S. a los/as trabajadores/as que hayan percibido la Prestación por Desempleo en su Modalidad de Pago Único por la Cuantía Total a que tuvieran derecho en el momento de la Capitalización.

Obtener más información sobre las ayudas a la capitalización de la prestación

Apoyo a la trabajadora autónoma

Incentivos a las trabajadoras por cuenta propia que por motivos de maternidad, adopción o acogimiento preadoptivo, precisen realizar la contratación de una persona que les permita disfrutar de los permisos correspondientes por estas causas

Obtener más información sobre las ayudas de apoyo a la trabajadora autónoma

Apoyo a la primera contratación del/la autonomo/a

Medida de apoyo a las primeras contrataciones de carácter indefinido, o transformaciones de contratos de duración determinada en indefinido que realice de forma simultánea el autónomo/a individual.

Obtener más información sobre las ayudas de apoyo a la primera contratación del/la autónomo/a

Ayuda para el establecimiento del trabajador/a autónomo/a

Temporalmente, se suspende la convocatoria de las ayudas al establecimiento como trabajador/a  autónomo/a  en Andalucía

Obtener más información sobre las ayudas de apoyo para el establecimiento del trabajador/a autónomo/a

Ayuda para el Mantenimiento del trabajador/a autónomo/a

Temporalmente se suspende la convocatoria de las ayudas al mantenimiento como trabajador y trabajadora autónoma en Andalucía

Obtener más información sobre las ayudas para el mantenimiento del trabajador/a autónomo/a

Cheque innovación

Cheque Innovación es un programa puesto en marcha por la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, con el objetivo de incentivar la innovación en las micro pymes andaluzas, contribuyendo a mejorar su competitividad y productividad.

El programa se desarrolla a través de la  Orden de Incentivos para el Fomento de la Innovación y el Desarrollo Empresarial (Convocatoria 20012-2013) de la Agencia IDEA y está cofinanciado por el Programa Operativo FEDER de Andalucía 2007-2013. 

Obtener más información sobre el cheque innovación

FORAN-EMPLEO AUTÓNOMO

Fondo de crédito, dirigido al empleo autónomo, cuya finalidad es facilitar la financiación de la actividad económica de los profesionales que desarrollan así su actividad laboral.

Obtener más información sobre el fondo de crédito FORAM-EMPLEO AUTÓNOMO

Ayudas e incentivos concedidos a través del Instituto Andaluz de la Mujer

Subvenciones a mujeres y empresas de mujeres para el Fomento y Mejora Empresarial (SERVAEM)

Suspendida la convocatoria.

Obtener más información sobre las ayudas e incentivos condecidos a través del Instituto Andaluz de la Mujer

Ayudas concedidas por la Fundación ONCE

Proyectos relacionados fundamentalmente con el apoyo a trabajadores autónomos, cooperativas, sociedades anónimas laborales, etc, siempre que se garantice la creación y mantenimiento de puestos de trabajo para personas con discapacidad y en los que al menos un 51% de las acciones o participaciones en la sociedad pertenezcan a personas con discapacidad.

Obtener más información sobre las ayudas concedidas por la Fundación ONCE

Programas europeos de ayudas e incentivos por sectores

Obtener más información sobre las ayudas de programas europeos de ayudas e incentivos por sectores

Localización de subvenciones

En la página web del  Ministerio de Industria, Energía y Turismo el emprendedor podrá buscar las ayudas e incentivos en vigor  por ámbito de aplicación y por sectores.

En las siguientes direcciones se encuentran todas las subvenciones y ayudas que se publican diariamente en el BOE y en el BOJA 

D) Otras fuentes de financiación

El Capital Riesgo

Las sociedades de capital riesgo invierten en empresas con dificultades para acceder a otras fuentes de financiación. Son participaciones minoritarias, a medio y largo plazo que buscan desinvertir una vez que la empresa se haya consolidado.

Los “Business Angels”

Son inversores privados que invierten en proyectos empresariales o empresas, ofrecen asesoría y facilitan contactos.

Préstamos participativos

El tipo de interés varía en función de la evolución de la actividad de la empresa prestataria. Como garantía se exige la viabilidad técnica, económica y financiera del proyecto y experiencia del equipo gestor

Arrendamiento financiero

Arrendamiento de bienes muebles e inmuebles. Ofrece la ventaja de poder disponer de un bien sin desembolsar la totalidad de la inversión.

Leasing

Es un contrato de arrendamiento (alquiler) de un bien “mueble o inmueble” con la particularidad de que se puede optar a su compra. Su principal uso es la obtención de financiación a largo plazo por parte de la PYME.

Una vez vencido el plazo de  arrendamiento establecido, se puede elegir entre tres opciones:

  • Adquirir el bien, pagando una última cuota de “Valor Residual” preestablecido.
  • Renovar el contrato de arrendamiento.
  • No ejercer la opción de compra, entregando el bien al arrendador

Renting

Es un contrato de arrendamiento, en el que una de las partes, la sociedad de renting, cede a otra un bien productivo en concepto de arrendamiento, comprometiéndose este último al pago de una renta periódica en forma de cuotas.

Resulta más caro que el leasing puesto que el pago de la cuota incluye el derecho al uso del equipo, al mantenimiento del mismo y un seguro, que cubre los posibles siniestros producidos con el mismo.
La diferencia con el leasing es al finalizar el contrato de arrendamiento, a priori no se contempla la opción de compra

Factoring

El factoring es la cesión de la cartera de cobro a clientes de un titular a una firma especializada en este tipo de transacciones (sociedad factor), de tal modo que a partir de dicho momento es la empresa de factoring quién se encarga de convertir las ventas a corto plazo en ventas al contado, asumiendo el riesgo de insolvencia del titular y encargándose de su contabilización y cobro.

Gráfico sobre Factoring

Confirming

Servicio ofrecido por las Entidades financieras que consiste en gestionar los pagos de una empresa a sus proveedores, ofreciéndole a éstos la posibilidad de cobrar las facturas con anterioridad a la fecha de vencimiento. 

  • El Confirming es un sistema de gestión de pagos y no de deudas.
  • El Confirming es atractivo para empresas que tengan diversificados sus proveedores o un sistema de pagos complejo o empresas que deseen alargar el plazo de pago a sus proveedores
  • El confirming es atractivo para empresas que reúnan una o más de las siguientes características:
    • Empresas que tengan diversificados a sus proveedores.
    • Empresas que tengan un sistema de pagos complejo.
    • Empresas que deseen alargar el plazo de pago a proveedores, o mejorar sus condiciones de compra.

Avales

Compromiso que una Entidad financiera asume y que tiene como objetivo garantizar el cumplimiento de las obligaciones que la Empresa avalada haya contraído ante terceras partes (Administraciones Públicas, proveedores, etc.).

Existen diversas modalidades de avales y garantías en función de las características de la obligación garantizada.

Garantía Recíproca

Las Sociedades de Garantía Recíproca avalan a las empresas con objeto de facilitarles el acceso al crédito.

Acceder a la web de la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca

Equilibrio económico y financiero

Para conseguir un equilibrio económico y financiero en un proyecto empresarial debe existir una correcta relación entre las inversiones realizadas y sus fuentes de financiación. La fórmula ideal es que cada “Activo” este financiado por su “Pasivo”.

Gráfico sobre aplicación de recursos y origen de los recursos

Fuente: Documento PDF sobre Instrumentos Financieros, disponible en la web del Vivero de Empresas de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Jaén.

Análisis de la Viabilidad del Proyecto

El objetivo es llegar a la última fase del Plan de Empresa que no es otra que conseguir la transformación de la “idea empresarial” en un “proyecto viable” y ello se consigue a través de los correspondientes análisis e informes económicos.

En consecuencia, el análisis de viabilidad global de la Idea Empresarial solo persigue un fin, “argumentar razonadamente la aceptación o rechazo del proyecto”.

Al mismo tiempo el Plan de Empresa será de gran utilidad porque revelara información critica relativa a:

  • Rentabilidad de las inversiones que se realicen
  • Solvencia frente a terceros
  • Garantías frente a entidades financieras
  • Nivel de endeudamiento permitido sin poner en peligro el proyecto
  • Nivel mínimo de ventas que permitan alcanzar la rentabilidad esperada
  • Expectativas de crecimiento potencial del negocio

Para ello, hemos de elaborar un balance inicial y final que refleje las inversiones y recursos (propios y ajenos) necesarios al inicio y durante los tres años de actividad, y una Cuenta de Resultados que refleje los ingresos por las ventas y los gastos que tendremos que afrontar para los próximos tres años.

Es conveniente familiarizarse con las cuentas económicas y estados financieros porque te ayudarán a comprender mejor la empresa que vas a poner en marcha y el dinero que necesitas. Pero también, porque tendrás que explicarlas a terceras personas. La confianza de los bancos, inversores y las instituciones con las que entrarás en contacto, dependerá en buena medida de la calidad del Plan Económico Financiero que les presentes.

Hay tres informes o estados que habitualmente se utilizan para mostrar los rendimientos y la situación de una empresa desde el punto de vista económico y financiero. Son complementarios entre sí ya que cada uno parte de una perspectiva diferente del negocio.

  • El Balance que confronta lo que la empresa tiene con lo que debe
  • Cuenta de Resultados que confronta lo que gasta con lo que ingresa
  • Plan de Tesorería que muestra el desfase entre pagos y cobros

El Balance

Presenta el estado económico financiero de la empresa.

El balance presenta una foto del patrimonio de la compañía, identificando lo que tiene (activo) y lo que debe (pasivo).

El activo comprende los bienes e inversiones de la empresa. Es importante distinguir entre el activo fijo y el circulante:

  • Activo fijo: Inversiones realizadas a largo/medio plazo ligadas a la estructura permanente de la empresa.
  • Activo circulante: Inversiones realizadas a corto plazo necesarias para la actividad diaria de la empresa.

El pasivo, por su parte, integra las obligaciones de la empresa, es decir las diferentes fuentes de financiación de las inversiones reflejadas en el activo. Se diferencian dos grandes bloques en función de donde proceden los recursos:

  • Recursos propios, que está formado por el capital aportado por los accionistas y el acumulado de los beneficios obtenidos por la empresa.
  • Recursos ajenos, que bien pueden ser exigible a largo/medio plazo o exigible a corto plazo.

Los recursos propios y los recursos ajenos a largo/medio plazo constituyen el pasivo fijo y el exigible a corto plazo el pasivo circulante. Es importante que el pasivo fijo sea utilizado para financiar las inversiones permanentes de la empresa y que el pasivo circulante se destine a financiar los activos ordinarios.

La Cuenta de Resultados

Pesenta la relación de los gastos e ingresos previstos para un periodo de tiempo determinado.

La finalidad de la cuenta de resultados es anticipar cuál va a ser el beneficio que se espera obtener, lo que permitirá ver si está de acuerdo con los objetivos planteados. En caso contrario, se podrían volver a replantear los presupuestos de ventas, compras, promoción, gastos, etc. hasta conseguir el resultado pretendido.

Entre los gastos, se pueden diferenciar los fijos y variables. Como su propio nombre indica, los gastos fijos son aquellos que son independientes del volumen de actividad de la empresa (alquiler, seguros, sueldos, etc.), mientras que los variables son proporcionales (materia prima, mercaderías, etc.) En el caso de una empresa de nueva creación, es aconsejable que se trate de minimizar la estructura de costes fijos y que la mayoría de los gastos sean variables en función del volumen de negocio.

El Plan de Tesorería

Sirve para prever los pagos y cobros del periodo.

Así, mediante la anotación sistemática de todas las salidas y entradas de dinero en efectivo se pretende detectar con antelación suficiente si se va a necesitar más dinero del que proporciona la actividad diaria de la empresa y cuanto se va a necesitar. 

Así, el presupuesto de tesorería:

  • En caso de prever un déficit de tesorería ayuda a programar las necesidades de crédito por periodos e importes determinados.
  • En caso de prever un superávit de tesorería ayuda a conocer que importe se puede invertir para rentabilizar este dinero no utilizado.

El Plan de Empresa, tendrá que presentar los estados financieros previstos para los próximos 5 años. Es decir, las cuentas de Resultados de cada ejercicio de operación de la empresa y el Balance al final de cada uno de ellos.

Estas suposiciones deben estar fundamentadas y en la medida de lo posible, contrastadas con datos o fuentes reales; ofertas o presupuestos y estudios de mercado.

Mediante las Cuentas de Resultados previstas para los primeros 3-5 años de tu empresa podrás entender y explicar cómo se van a cubrir los gastos de operación con los ingresos generados y si la empresa será rentable en el tiempo.

Mediante el Balance podrás mostrar el equilibrio entre inversiones que se van a realizar y las fuentes de financiación propias o ajenas que se van a utilizar. La experiencia demuestra frecuentemente que en los primeros meses o años, una nueva empresa suele obtener resultados escasos. De manera que mediante los Balances previsionales vas a mostrar de que forma piensas cubrir los resultados negativos que pudieran producirse o aplicar los resultados positivos obtenidos (reparto, reforzar Fondos Propios).

Acceder a una herramienta para elaborar el ecofin, disponible en la web de Andalucía Emprende