Primera Parte: El Emprendedor y la Idea

Capítulo 1: El Emprendedor

Emprendedor es la persona que quiere trabajar para sí mismo, autoemplearse o crear una empresa y se pone en el camino, nunca sencillo, a veces largo y siempre incierto, de llegar a hacerlo.

¿Qué motivaciones llevan a una persona a crear una empresa?

Las razones pueden ser muy variadas. En la mayoría de los casos giran en torno a los siguientes aspectos:

  • Una buena idea de negocio, esto es, aprovechar una idea nueva y ponerla en práctica.
  • Búsqueda de independencia laboral y deseo de prosperar
  • Búsqueda de una alternativa a la situación de desempleo

El punto de partida, la base sobre la que se apoya todo emprendedor es su propia motivación, su voluntad de serlo, que crea en su proyecto, y la constancia en el trabajo para lograr la meta.

Se dice que el emprendedor, para serlo, requiere de unas cualidades determinadas.

  1. Cualidades personales para poner en marcha un negocio:
    • Orientación al logro
    • Necesidad de independencia e iniciativa
    • Afán de superación y aprendizaje
    • Intuición y visión de futuro
    • Autoconfianza. 
    • Resistencia al fracaso 
    • Mantener las emociones bajo control
    • Capacidad para aceptar los errores
    • Medir el riesgo. Prudencia
    • Formación. Saber hacer, conocimientos y habilidades para trabajar en algo concreto
  2. Habilidades interprofesionales: imprescindibles para conseguir apoyos
    • Habilidad comercial
    • Comunicación y persuasión
    • Crear una buena red de relaciones: Networking
    • Capacidad para negociar
    • Liderazgo
  3. Habilidades para que la empresa funcione
    • Capacidad para tomar decisiones, incluso en situaciones difíciles.
    • Capacidad de adaptación al cambio
    • Capacidad creativa e innovadora
    • Capacidad de planificación 
    • Capacidad para detectar oportunidades
    • Capacidad para crear equipos

Gráfico sobre cualidades del/la emprendedor/a

Aquí podrá encontrar una herramienta para el autoanálisis de las cualidades del emprendedor.

Sin embargo, insistimos, el emprendedor no nace, se hace, y todas las características citadas, si hay ilusión, capacidad de trabajo y una inteligencia normal, se pueden aprender, entrenar y desarrollar a lo largo del proceso de emprender, y potenciarlas a lo largo de toda la vida.

Capítulo 2: Cómo descubrir oportunidades de negocio

El origen del éxito de todo emprendedor está siempre en la existencia de una oportunidad de negocio basada en una idea.

Son imprescindibles ambas cosas, la idea y la oportunidad de negocio

Para encontrar ideas o matizar las que se tienen, un camino es reflexionar sobre:

  • La experiencia profesional que se ha tenido. Necesidades que hemos visto en los clientes, mejoras en productos o servicios, nuevas formas de trabajar.
  • Los estudios realizados. Lo que sabemos y en lo que podemos profundizar para hacer algo nuevo, introducir cambios.
  • Las aficiones personales. Lo que me gusta hacer para disfrutar y que podría hacer para otros.
  • Las propias habilidades que uso para mí mismo y qué podría hacer para otras personas o para las empresas.
  • Los viajes, tanto por el propio país como por el extranjero. Lo que he visto, lo que hay o se hace fuera y que en mi entorno no existe o no se hace de la misma manera.
  • Los cambios que vemos a nuestro alrededor, en nuestro entorno. Nuevos vecinos, cambios en la edad o en el nivel económico de nuestro entorno, nuevas necesidades de servicios.
  • Las nuevas formas de vivir el ocio. Cambios en la cultura, el uso diferente del tiempo libre, nuevos gustos en la alimentación.
  • Aplicaciones de las nuevas tecnologías. Posibilidades de usar Internet, trabajar en casa, prestación externa de servicios, etc.
  • Las nuevas fuentes de energía no contaminantes y el medio ambiente. 
  • Usos alternativos de productos, el reciclaje.
  • Estudiar las  franquicias que existen en el mercado nacional o en el extranjero. Hay ideas muy buenas que aún no han llegado a nuestro entorno.

Otra fuente de ideas es usar técnicas de creatividad, las tormentas de ideas, puede utilizarlas el emprendedor para, en su entorno familiar, en sesiones de trabajo con otros posibles emprendedores o con otras personas de su confianza, generar ideas de negocio.

Pero también pueden salir del estudio de los sectores en los que hay, en cada momento, mayores oportunidades de negocio y de concentrarse en estos para buscar ideas realmente interesantes para el autoempleo o la creación de empresas.

Fuentes de información para conocer en el momento actual oportunidades de negocio son:

A continuación se enumeran y describen brevemente algunas actividades empresariales que pueden considerarse iniciativas empresariales con futuro.

  1. Servicios a domicilio (o "de proximidad"): cubren necesidades que tradicionalmente eran resueltas en el ámbito familiar pero la tendencia actual es demandar cierta calidad y responsabilidad en el servicio.
    • Atención y compañía a enfermos, ancianos y discapacitados.
    • Comida a domicilio.
    • Labores domésticas.
    • Cuidados de belleza.
    • Ayuda física y psicológica a discapacitados.
  2. Asistencia integral para la tercera edad: el envejecimiento paulatino de la población abre un campo de actividades con muchas expectativas de futuro.
    • Residencias con actividades de entretenimiento.
    • Práctica de deportes moderados.
    • Actividades de ocio.
  3. Cuidados de la infancia: estos servicios pueden prestarse tanto a individuos o familias como a colectivos u organizaciones (colegios, ayuntamientos, diputaciones, grandes empresas, etc.).
    • Actividades extraescolares formativas y culturales.
    • Apoyo psicopedagógico.
    • Ocio infantil.
  4. Tecnologías aplicadas a la vida diaria: las nuevas tecnologías están causando una verdadera revolución y son muy rentables para los usuarios porque ahorran costes de desplazamiento y acceden al servicio sin límite de horarios.
    • Vigilancia de domicilios con cámaras.
    • Cuidados médicos (telemedicina).
    • Educación a distancia (teleformación).
    • Ayuda y orientación psicológica a distancia.
  5. Mejora de viviendas y edificios en general
    • Climatización, insonorización, domótica, redes telemáticas, etc.
    • Proyectos de rehabilitación y mantenimiento de locales comerciales, edificios públicos y centros de trabajo.
  6. Revalorización de espacios públicos urbanos: en los núcleos urbanos grandes  pequeños se observa un creciente interés por que éstos ofrezcan algo más que un lugar para dormir.
    • Proyectos y estudios urbanísticos y medioambientales.
    • Diseño, fabricación y mantenimiento de mobiliario urbano.
    • Mantenimiento de zonas verdes públicas y privadas.
  7. Transporte para colectivos determinados: existen unas necesidades de transporte colectivo que no son cubiertas por el servicio tradicional proporcionado por las empresas públicas.
    • Transportes locales.
    • Transporte interurbano.
    • Viajes para la tercera edad, excursiones escolares, etc.
  8. Servicios culturales y de ocio: son un yacimiento de iniciativas empresariales vinculadas con la mayor valoración de la calidad de vida y la revalorización social de los bienes culturales.
    • Animación socio-cultural en espacios públicos y recintos comerciales.
    • Aprovechamiento del patrimonio cultural, histórico, urbanístico y arquitectónico.
    • Catalogación, estudios y producción de soportes de divulgación cultural.
    • Formación deportiva y gimnasios integrales.
  9. Actividades medioambientales: esta nueva línea de actividad económica es una manifestación de la mayor valoración del medio ambiente y la conciencia de necesidad de conservación del entorno.
    • Protección y mantenimiento de zonas naturales.
    • Estudios de impacto medioambiental.
    • Repoblación forestal y animal.
    • Gestión de los residuos.
    • Energías renovables alternativas.
    • Inspección y control de la contaminación.
    • Gestión del ciclo del agua y planificación de reserva hidrológica.
    • Ahorro del agua.
    • Diseño, construcción y gestión de depuradoras de agua.
    • Educación y sensibilización medioambiental.
  10. Nuevo turismo: a pesar de que Andalucía cuenta con una de las más amplias ofertas de atractivos turísticos de Europa, aún hay ámbitos de servicios poco cubiertos por la iniciativa privada.
    • Turismo rural y de naturaleza: barranquismo, escalada, espeleología, granjas escuela, rutas a caballo, senderismo, turismo termal, etc.
    • Turismo cultural: divulgación de eventos culturales, explotación de patrimonio privado, concesiones públicas de gestión del patrimonio histórico, visitas guiadas, etc.
  11. Nuevas tecnologías de uso empresarial: el carácter mayoritario de la pequeña empresa en el tejido empresarial andaluz hace relevantes las propuestas de jóvenes emprendedores en actividades que surgen como consecuencia de los avances tecnológicos.
    • Telecomunicaciones: atención de avisos y pedidos de toda índole, servicios de información al cliente o ciudadano, televentas, etc.
    • Telemática y gestión de redes locales: estudios de optimización de recursos y redes, seguridad de redes, asesoría y consultoría en telecomunicaciones, diseños específicos de sistemas, etc.
    • Internet: comercio electrónico, marketing y publicidad, teleadministración, telemedicina, teletrabajo, etc.
    • Tratamiento de la información: búsqueda selectiva, creación de bases de datos, estudios de mercado, transmisión de información.
    • Producciones audiovisuales y multimedia, así como servicios en páginas web.
  12. Servicios empresariales: el acelerado impulso tecnológico y la presión por optimizar recursos se manifiesta en la realización fuera de la organización de tareas que solían realizarse por departamentos o personal propio.
    • Alimentación: comedores, máquinas expendedoras, etc.
    • Auditorías y consultorías.
    • Apoyo jurídico, administrativo y contable.
    • Implantación de sistemas de Calidad Total y emisión de certificaciones.
    • Logística y suministros integrales.
    • Limpieza y mantenimiento de instalaciones.
    • Mensajería.
    • Diseño e implantación de sistemas de prevención de riesgos laborales.
    • Ingeniería de proyectos.

Capítulo 3: La idea de negocio

No es lo mismo una idea que una idea de negocio.

¿Cómo saber si hay negocio detrás de una idea?

Habrá negocio detrás de una idea si sabemos que puede haber alguien que esté dispuesto a pagar dinero por beneficiarse de alguna manera de eso que nosotros estamos pensando.

Una vez proyectada la idea de negocio, es necesario valorar varias cuestiones: si realmente nuestro producto o servicio es demandado en el mercado, bajo qué condiciones es más conveniente presentarlo y cómo nos introduciremos en el mercado. Para esto, habría que realizar lo que denominamos estudio de mercado.

Un estudio de mercado es una herramienta de análisis socioeconómico, que permite y facilita la obtención de datos. Estos datos serán analizados, para obtener como resultados las ventajas y posibles complicaciones de un producto/servicio dentro del mercado. Nos servirá fundamentalmente para:

  • Obtener información que nos permita redefinir productos/servicios
  • Diagnosticar en un primer momento la Viabilidad Empresarial
  • Adoptar decisiones estratégicas que definan nuestras líneas de actuación empresarial 

Se trata de averiguar con los medios que tenemos a nuestro alcance, si nuestro producto o servicio, es susceptible de ser comprado con la demanda suficiente como para que nos sea rentable.

Gráfico sobre la idea de crear una empresa